Antes de nada, comentarte que sólo los dientes de leche son blancos, una vez que salen lo definitivos, aparecen ya con un leve tono amarillento que se oscurece con el paso del tiempo, debido a diferentes factores, hoy en nuestro blog veremos algunos de ellos.

Alimentos y bebidas

Seguro que alguna vez lo has oído y es que hay algunas bebidas y alimentos que provocan que nuestros dientes se vean amarillos.

Bebidas como el café, tés y refrescos o frutas como los arándanos hacen que aparezcan manchas en nuestros dientes dada su pigmentación.

Higiene dental

Esto es algo obvio, pero debemos recordar e insistir en la importancia de una correcta higiene bucal. No cepillar los dientes diariamente puede originar manchas en tu dentadura y unos dientes amarillos.

Pero ya no solo debes de preocuparte por la estética de tus dientes, no cepillarte los dientes diariamente puede terminar en graves problemas bucodentales.

Genética

La genética puede marcar las características del esmalte dental.

Si tus padres tienen una capa muy fina de esmalte, puede que tu también lo heredes. Cuanto más fina sea esa capa, más amarillos serán los dientes.

Edad

Igual que para nuestra piel, el paso de los años es inevitable. La edad provoca poco a poco un desgaste en nuestros dientes y una pérdida del blanco original.

Medicamentos

Hay algunos medicamentos que provocan la decoloración en nuestros dientes.

Por ejemplo, la minociclina, que normalmente es empleada para combatir el acné, e incluso medicamentos más comunes como los antihistamínicos, antidepresivos o fármacos para la presión arterial pueden producir que los dientes tengan un tono más amarillento.

Flúor

El flúor es muy beneficioso para nuestros dientes, pero en pequeñas dosis. Si usamos gran cantidad de flúor y lo acumulamos en exceso es dañino para nuestro esmalte.

 

Seguro que ahora te estás preguntando si hay algún tipo de solución para evitar que nuestros dientes tomen ese color amarillos, claro que sí.

Gracias a los avances en odontología, hoy en día hay soluciones avanzadas que pueden hacer que tus dientes vuelvan a lucir de color blanco. En Clínica Dental Bona ofrecemos un servicio de blanqueamiento dental.

Con este tratamiento tomaremos unas medidas para realizar una réplica de la boca del paciente, a partir de la cual se confeccionarán unos moldes de plástico (férulas) que se adaptarán a los dientes y donde se colocará el gel blanqueador.

El tratamiento se realizará durante 14 días, En la primera visita, realizaremos una exploración clínica de cada caso, y tomaremos una serie de fotografías para valorar la estética de los dientes y evaluar los resultados del blanqueamiento dental.

Llámanos para cualquier consulta y pide tu cita.

¡Te esperamos!