Parece que los brackets están de moda. Cada vez más personas se suman a ellos sin complejo ya sean niños o adultos. Una sonrisa de anuncio siempre será nuestra mejor carta de presentación pero, hasta conseguirla, hemos de cuidar al detalle la higiene de nuestra ortodoncia si no queremos encontrarnos con sorpresas desagradables al acabar el tratamiento.

Para lograr que nuestra experiencia con los brackets sea lo más higiénica posible, te daremos una serie de recomendaciones sobre el cuidado y la limpieza de tu ortodoncia.

Recomendaciones para la limpieza con brackets

Mayor insistencia en el cepillado.

Así evitaremos la acumulación de la placa bacteriana. Para ello, se debe realizar de forma exhaustiva y después de cada comida. La técnica a seguir, puesto que el dentista recomiende lo contrario, sería de arriba abajo realizando un ligero giro de muñeca, con suavidad y empezando por la parte frontal, continuando por los molares y prestando atención a la zona de las encías.

La elección de un buen cepillo de dientes

El cabezal de nuestro cepillo de dientes diario deberá cumplir las siguientes características para conseguir un cepillado óptimo:

-Tamaño normal, una morfología que permita llegar a los dientes e introducirse dentro del arco y filamentos suaves/medios más cortos que logren limpiar la superficie del bracket.

Además, podemos hacer uso de cepillos interdentales que ayudarán a mejorar la limpieza entre los huecos a los que el cepillo no consigue llegar.

Hilo o seda dental

Aunque pasemos horas y horas cepillando los dientes, siempre quedarán restos de comida entre estos, ya que ningún cepillo está diseñado especialmente para removerlos. En su lugar, el hilo dental está específicamente creado para esa labor. Cortaremos aproximadamente unos 30 centímetros para facilitar el agarre y realizaremos un movimiento de sierra entorno a ellos. A pesar de ser una labor tediosa, es imprescindible llevarla a cabo al menos una vez al día, por ejemplo antes de ir a dormir.

Colutorio específico

Un enjuague bucal con un colutorio de uso diario que prevenga la acumulación de placa, hará que nuestra sonrisa se mantenga más limpia y completará la rutina de higiene bucodental.

Tras estas recomendaciones, recuerda: no dudes en visitar tu clínica de confianza y preguntar todas las dudas necesarias. Si todavía no tienes una, en clínica Bona estaremos encantados de acogerte en nuestra familia con los brazos abiertos y una gran sonrisa. ¡Te esperamos!