¿Qué es el bruxismo?

Es el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes que afecta en mayor porcentaje a niños y adultos y cuya principal causa suele ser estrés. Este fenómeno suele producirse sobre todo mientras duermes y se traduce en un desgaste generalizado de los dientes acompañado de una posible fatiga y dolor alrededor de la mandíbula y oído por la tensión que soportan los músculos de la masticación, dolor de cabeza, ansiedad, aumento de la sensibilidad dental al frío, al calor y a los alimentos dulces e insomnio. También existe relación con las mordidas incorrectas por la malposición de los dientes

Este diagnóstico lo llevará a cabo un profesional o especialista dental para determinar los por qué y valorar la mejor solución para cada paciente. Uno de los tratamientos que más se utilizan son las férulas que ejercen de protección bucal de noche para amortiguar al apretar o rechinar los dientes mientras duermen. En función de cada caso, el tratamiento será distinto.

 

¿Qué es la roncopatía?

Otro de los problemas que se desarrollan durante la noche mientras duermes como un trastorno respiratorio del sueño es la roncopatía.  Surge cuando el proceso respiratorio cesa durante las horas del sueño haciendo que las vías respiratorias se obstruyan de manera reiterada y se relajen los músculos de la faringe provocando estas apneas conocidas como ronquidos.

Es común que los pacientes que padecen apneas del sueño tengan también una serie de síntomas y efectos como cansancio generalizado, hipersomnolencia, ansiedad, depresión, dolores musculares, hipertensión…

Una de las soluciones más novedosas y eficaces que los profesionales recomiendan a sus pacientes son los dispositivos de avance mandibular (DAM). Estos dispositivos facilitan el paso de aire e impiden el colapso respiratorio mientras se duermen ya que se adelanta la mandíbula adelantando también la lengua para facilitarle espacio al aire, eliminando así el ronquido y mejorando la apnea del sueño.

 

Desde Clínica Bona aconsejamos que, si reconoces alguno de estos síntomas, acudas a tu dentista. Él te podrá ayudar y ofrecer los mejores consejos para una salud bucodental óptima.