Los avances en el campo de la ortodoncia han proporcionado en los últimos tiempos increíbles resultados. Antiguamente, un aparato dental era algo muy molesto y aparatoso, pero a día de hoy existen diferentes tipos de ortodoncia disponibles para adaptarse a las necesidades de cada paciente.

Hoy en el blog de Clínica Dental Bona veremos los diferentes tipos de ortodoncia.


Aunque existan diferentes tipos, todos tienen un único objetivo: corregir la posición de los dientes. A través de la ortodoncia conseguimos aplicar fuerza, de una forma medida y controlada, para lograr el desplazamiento permanente de los dientes hacia la posición deseada, ya sea por estética o por funcionalidad.

Ortodoncia fija

Es la más conocida y la más usada actualmente. En este tipo de ortodoncia se emplean alambres y brackets. Los brackets se adhieren a los dientes y se fijan con el alambre.

Los brackets producen una ligera fuerza para corregir cualquier maloclusión desde cualquier edad.

Dentro de la ortodoncia fija, encontramos dos tipos:

Brackets: Se colocan en la parte externa de los dientes y son totalmente visibles. Es el tratamiento con menor coste y son más utilizados en niños y adolescentes. De todas formas, existen brackets estéticos hechos con materiales como cerámica o porcelana que son mucho menos visibles que los de acero.

Lingual: Este tipo de ortodoncia es parecida a los brackets, pero con una evolución, y es que los brackets y el arco se adhieren a la parte interna del diente, consiguiendo un acabado más estético ya que no se ve a simple vista.

Ortodoncia invisible

Lejos quedan los aparatosos sistemas de corrección, ya que hoy en día existen novedosos sistemas de ortodoncia invisibles que te permiten corregir tus dientes de una forma discreta y eficaz.

Se trata de una especie de férula transparente removible que va corrigiendo la posición de los dientes poco a poco. Es un tratamiento en el que se construye la férula de manera personalizada y se va cambiando cada cierto tiempo hasta alcanzar el resultado deseado.

Es necesario llevarlo puesto todo el día, excepto para comer y lavarnos los dientes de la forma habitual.

Debes prestar cuidado a la limpieza diaria del aparato removible, puedes usar cepillos especiales o sumergirlo en agua junto con comprimidos limpiadores.

Consejos para cualquier tipo de ortodoncia

Si normalmente se debe mantener una correcta higiene dental, es especialmente importante mientras se lleva un tratamiento de ortodoncia. Hoy en día existen cepillos especiales para brackets, irrigadores bucales que ayudan a limpiar los restos de comida con agua a presión o cepillos interproximales e hilo dental de diferentes tamaños según las necesidades.

Una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia, los dientes tiendan a volver a su posición inicial y es importante usar un retenedor el tiempo que nuestro dentista nos paute, porque mantiene los dientes estables en su nueva posición.

 

Sin duda, un tratamiento de ortodoncia hará que tu dentadura luzca más sana y más bonita, así que sonríe y presume de sonrisa.

 

Consulta todos nuestros tratamientos de ortodoncia aquí.