Es importante el control de los pacientes más jóvenes desde edades tempranas. Una dieta adecuada y el control de los hábitos de higiene es fundamental para evitar la aparición de problemas bucodentales durante la infancia y la adolescencia. Asimismo resulta de suma importancia el sellado de fosas y fisuras y la aplicación de flúor durante la el recambio dental. En la clínica dental Bona, contamos con especialistas en el control de la salud bucodental de los más pequeños, llevado a cabo en un ambiente distendido y adaptado a ellos, para disminuir el estrés que supone ir al dentista.

Desde que empieza a salir el primer diente del bebé es de vital importancia conocer los factores que le mantendrán con una salud oral excelente, con el fin de evitar enfermedades que le causarán dolor y malestar. La prevención de la enfermedad es la mejor forma de curarla. Recomendamos la primera visita al odontólogo desde los 6 meses de edad y revisiones periódicas según las necesidades de cada niño.

Solicita una revisión para tu hijo