Tener unos dientes mal alineados, poco estéticos y de un color escasamente blanco puede ser fuente de infelicidad. Aquí te dejamos 6 razones para corregir tus dientes y conseguir una bonita sonrisa:

1- AUTOESTIMA: Una bonita sonrisa impulsa la confianza en uno mismo. Ya que la reacción en los demás ante una bonita sonrisa suele ser positiva.

2- MENOS CARIES: una dentadura alineada es mucho más fácil de cepillar y repasar con seda dental.

3- PREVENCIÓN DEL BRUXISMO: una oclusión inadecuada puede afectar seriamente la Articulación Temporomandibular (ATM) causando Bruxismo.

4- MEJOR DIGESTIÓN: los dientes torcidos dificultan la masticación, generando más trabajo en el momento de la digestión.

5- DIENTES FUERTES Y SANOS: un desgaste desigual en los dientes es común en los dientes torcidos.

6- SOLUCIÓN A IMPEDIMENTOS DEL HABLA: Corregir los dientes torcidos puede dar solución a algunos de los impedimentos más comunes del habla.

 

Si tus dientes están torcidos, superpuestos, salidos o bien muestran cualquier otra alineación lejos de la ideal, puedes solucionarlo. La odontología moderna ha desarrollado muchos procedimientos para que lograr el objetivo estético deseado sea posible con cualquiera de ellas.

¿Qué tratamientos tengo a mi disposición de mi sonrisa?

– La Ortodoncia, quizá sea el método más adecuado y utilizado en la mayoría de los casos. Existen varios tipos y tratamiento de ortodoncia que enumeramos aquí pero que detallaremos más adelante, en nuestro blog. Los distintos tratamientos de ortodoncia son: Brackets estéticos, brackets metálicos, ortodoncia invisible, ortodoncia lingual, ortodoncia removible y ortodoncia infantil.

– El contorneado de dientes, un procedimiento sencillo e indoloro, consiste en dar forma a los dientes utilizando fresas de diamante fino. Con este tratamiento se consigue mejorar la sonrisa del paciente, eliminando interferencias o anomalías morfológicas de los dientes, como por ejemplo, los caninos demasiado puntiagudos o los incisivos centrales demasiado largos o desiguales.

– Las carillas, son una buena alternativa cuando se quiere evitar la ortodoncia. Los dientes manchados, descoloridos, ligeramente torcidos o astillados se pueden corregir usando carillas. Ademas, también pueden aumentar el tamaño de dientes pequeños y cerrar los diastemas entre ellos.

– Las coronas, son otra de las alternativas existentes para corregir los dientes mal alineados. Muy buena opción cuando los dientes sobresalen, están dañados o retraídos en ángulos extremos desde la estructura radicular.A diferencia de las carillas, las coronas dentales se suelen utilizar en situaciones donde la estructura dental esta más comprometida o para rehabilitar zonas desdentadas mediante puentes.

 

En función de las características de cada paciente y sus necesidades estéticas, en Clínica Dental Bona le recomendaremos un tratamiento u otro. Conseguir la sonrisa perfecta para ti es posible.

perfect smile with red lips, extreme closeup